Calor, vapor, humedad. Turner en el Siglo XXI 2006

Calor, Humedad y Vapor. Turner en el Siglo XXI es una instalación interactiva electrónica que propone reflexionar sobre nuestro lugar en el mundo y sobre nuestra incidencia sobre él. Mediante la manipulación de las condiciones de luz y humedad de un microentorno cerrado y vivo, los espectadoras experimentan los efectos de su acción sobre fenómenos atmosféricos circunscriptos, como metáfora de su intervención a nivel global.

 

La instalación está compuesta por una maqueta urbana que representa edificios y plantas, de gran atractivo visual, dotada de un sistema de interacción simple y de respuesta inmediata: basta apoyar las manos sobre sensores para poner en funcionamiento la pieza. A pesar de su complejidad tecnológica, su uso es intuitivo y dinámico. Así, tecnología, naturaleza, cultura, participación, juego y conciencia ética se conjugan en un espacio de reflexión.

Naturaleza asistida - 2010

Objeto electrónico de plantas iluminadas y un sistema de riego automatizado según sensores de humedad insertos en las macetas. 2010 Expuesta en Galería Arcimboldo –Bs.As. 2012 y Fase 4 Centro Cultural Recoleta 2012 en representación de la Galería Arte x Arte

Síntesis simbiótica entre una máquina y un ser vivo – Estación Experimental – 2010

Consiste en una incubadora artificial de aves, que contiene los elementos necesarios -temperatura y aireación- para la incubación artificial de pollitos en 21 días. El calor, la humedad y la aireación provistos naturalmente por la gallina es reemplazada por una fuente de calor ya no animal sino maquínica.

La relación de estos elementos con los huevos naturales germinados, muestran un proceso simbiótico entre un ser vivo y una máquina. La forma física que adquirirá la incubadora (tamaño, materiales) tendrá que ver con lo más aconsejable para la buena gestación de las aves.

El  objetivo  del proyecto es proponerlo, como reflexión y metáfora de la simbiosis del ser humano y la máquina;  destacar un punto de vista opuesto a intereses industriales y comerciales,  mostrando  posibilidades  incluidas en  la tecnología de tomar a su cuidado estos pequeños seres vivos, darles calor como la gallina madre y tener en cuenta los elementos más beneficiosos, significativos y necesarios para su mejor nacimiento y crecimiento, modificando el concepto comercial de cantidad indiscriminada por la calidad y el cuidado individualizado.

Gotas de Luz, Objeto electrónico, 2010
Temblor II, Objeto electrónico, 2012

Gotas de Luz es un mapa lumínico que toma las señales climáticas, específicamente la lluvia, de  bases de datos de internet, las que producen modificaciones  en los estados lumínicos  en tiempo real. Consta de cuatro placas de acrílico de 40 x 40 cm, x 15 de profundidad. Cada uno de los planos contiene un color de luz que modifica su estado acorde a la información climática que recibe cada hora en cada aeropuerto señalado. Se trata de una obra de Bioarte que recurre a dispositivos electrónicos y datos digitales para su concreción

Parecida pero diferente, Temblor recibe información de internet en tiempo real. En este caso los movimientos sísmicos registrados en las Provincias de Mendoza y San Juan son procesados y en forma proporcional a ellos se movilizan los motores que mueven la paja. En pequeño formato, se la considera una obra prototipo
Medidas: 35 x 18 x 24 cm

Seres Vivos - Objeto experimental - 2014
Naturaleza asistida, 2012

Es posible que la existencia humana en la tierra se deba a una relación de microorganismos en descomposición a lo largo de prolongados períodos de tiempo. Las comunidades, consorcios, asociaciones y competencias por el espacio en el universo en el que vivimos son algunas de las variadas acciones/reacciones que se generan entre los distintos organismos, individuo y entorno están interconectados. El amplísimo proceso temporal que esto involucra, demostraría según Ilya Prigogine que en la biología, el tiempo no solo es extensísimo sino irreversible, dinámico y evolutivo, opuesto al concepto de tiempo relativo a las máquinas, en ese mundo artificial, es determinista y reversible.

El proyecto Seres Vivos propone trasladar una experiencia de descomposición de materia alimenticia a la producción artística y provocar una reflexión respecto a qué significa ser un ser vivo.  Tiempo y experiencia son, en ese sistema, metáforas para la reflexión

Objeto electrónico, de madera y acrílico,  con guantes de goma  que modifican su estado de acuerdo a la operaciones/simulaciones electrónicas de sístole y diástole del corazón humano.
 Pone de manifiesto la relación y dependencia de los seres humanos a la tecnología. En este caso, un dispositivo de aireación marca un ritmo cardíaco que garantiza una precaria supervivencia. Efímera y brutal , la vida humana y su contingencia terrena en cruce con lo tecnológico  revelan  contrastes y claroscuros tan dramáticos como ilusorios.